La shakshuka es un plato originario del Medio Oriente que se ha extendido por todo el mundo. Es un plato simple y delicioso hecho con huevos cocidos en una salsa de tomate, cebolla y pimientos con especias. El plato es popular en el desayuno, el almuerzo y la cena, y se sirve con pan fresco, arroz o una ensalada.

El origen exacto de la shakshuka es incierto, pero se cree que se originó en el norte de África y se extendió a través del Medio Oriente. La versión clásica de la shakshuka se encuentra en la cocina israelí y se elabora con tomates frescos, cebolla, pimientos, ajo y comino. Esta versión se ha popularizado en todo el mundo gracias a la inmigración de judíos sefardíes, especialmente en Israel y en el mundo árabe.

Sin embargo, hay muchas variaciones de la shakshuka en todo el mundo. En Marruecos, la shakshuka se elabora con garbanzos y se conoce como “chachouka”. En Túnez, se sirve con una salsa picante de harissa y se llama “shakshouka”. En Argelia, se hace con chile y se conoce como “mderbel”. En Egipto, la versión se llama “berberi” y se prepara con berenjenas y huevos.

La shakshuka también es popular en todo el Mediterráneo y Europa. En España, se llama “pisto” y se hace con calabacín, berenjenas y pimientos. En Italia, se llama “uovo in purgatorio” y se sirve con salsa marinara y parmesano rallado. En Grecia, se llama “strapatsada” y se elabora con tomates y queso feta.

Además de Oriente Medio y Europa, la shakshuka también es popular en América del Norte. En Estados Unidos, la shakshuka se ha convertido en una opción popular en muchos restaurantes. La versión estadounidense de la shakshuka es a menudo más picante que la versión clásica y se sirve con queso feta y cilantro.

Es importante destacar que la shakshuka es un plato versátil que se puede adaptar a cualquier gusto o preferencia culinaria. Hay versiones vegetarianas y veganas que utilizan ingredientes como el tofu o el aguacate en lugar de los huevos. También se pueden añadir ingredientes adicionales, como espinacas o setas, para hacer que la shakshuka sea aún más sabrosa y nutritiva.

Así que, la shakshuka es un plato delicioso y versátil que se ha convertido en un favorito en todo el mundo. Con su mezcla de huevos, tomates y especias, la shakshuka es una comida saludable y deliciosa que se puede adaptar a cualquier gusto o preferencia culinaria. Es importante señalar que también existe una versión de la shakshuka en México conocida como “huevos rancheros”. Esta versión incluye huevos fritos, salsa picante de tomate y chiles, y se sirve con tortillas de maíz. La versión mexicana es especialmente popular en el desayuno y es un favorito de muchos. ¡Así que si te pudiste dar cuenta, hay una versión de la shakshuka para todos los gustos en todo el mundo!

Al fin y al cabo el gusto por la buena comida es algo universal, por eso en Historias de Cocina te traemos también una versión israelí de origen turco, de las familias sefardíes de la ciudad de Esmirna, su característica es no tener cebolla y estar incluida la canela en polvo para darle un sabor aromático delicioso.