Patatas fritas: crujientes por fuera, tiernas por dentro.

el

Para conseguir unas patas fritas crujientes con un interior tierno, procederemos de la siguiente manera:

Primero pocharemos las patatas, es decir, las freiremos a baja temperatura (120º) para conseguir una patata tierna, las sacaremos del fuego y las volveremos a freír, pero esta vez con el aceite muy caliente (200º) solo unos pocos minutos, con lo cual nos quedaran crujientes del exterior sin perder la suavidad interior.

Patata pochada y patata frita crujiente
Patata pochada y patata frita crujiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s